Mein Engel über den Himmel ~ IV. “La Cacería”. (cont.)

XL. Por el deseo de vivir.

   Shiratsu había estado investigando sobre la mansión Engelberg y los extraños efectos fisiológicos que provocaba su cercanía, durante sus días de entrenamiento realizó diferentes estudios sobre las casas protegidas por la Asamblea, pero no recordaba haberse topado con ésta en particular, y aunque había registros acerca de la mansión, no se encontraba ninguna clase de especificación. Todo el lugar era muy extraño y eso no lo dejaba tranquilo.

-¿No les parece extraño?

-¿Qué cosa? ¿El fabuloso olor que nos rodea por las noches o el hecho de que no sabemos qué sucede aquí?

-Un poco de los dos. Llevamos un par de noches en este lugar y hay algo que me molesta. De hecho, todo el valle me resulta muy peculiar. El tiempo parece pasar demasiado lento… en especial en esta colina. Hemos sido llamados para proteger una casa pero ¿Por qué no podemos acercarnos sin sentir nauseas o dolor de cabeza? Es como si estuviera protegida por algún tipo de sello que no conozco, y los conozco a todos.

-Naturalmente debe estar protegida por algo. Marcovick no nos lo dijo pero se entiende, aunque a mi parecer, luce más como un hechizo de contención. Es como si se hubieran esforzado mucho para mantener alejados a todos…

-…o prohibir que algo saliera. Piensa en esto Bela, todos sabemos que la casa Engelberg es la capilla sixtina de las casas encantadas. Tiene mucha importancia para la Asamblea y no solo eso; parece que Los Seis están interesados en algo que está adentro ¿Sabes lo que eso significa? Significa que todos los mitos que escuchamos de niños son ciertos: “Los Seis Apóstoles de la Destrucción” existen y son muy reales. Y si los cuentos son verdad, esa casa debe funcionar más bien como un recipiente. Lo que sea que esté adentro y que ha sido custodiado por la familia Engelberg desde hace siglos debe tener una importancia histórica equiparable con las cuevas de Lascaux o Stonehenge. No me digan que esto no les preocupa…

-No me preocupa, pero si me llena de curiosidad. Sin embargo me resulta igual de fascinante o aterrador el hecho de que todo el valle esta paralizado, como dices, si el tiempo no pasara por aquí. Además se ve demasiado tranquilo para estar en medio de una guerra mundial. Como si el conflicto no hubiera llegado hasta aquí a pesar de estar en un punto bélico muy fuerte, incluso nosotros tuvimos problemas para venir hasta acá. ¿Qué significa eso?

-No lo sé Rika, todo esto es muy confuso. Jefa ¿Qué piensas al respecto? … ¿Inka? ¿Me escuchas?

   El pequeño cuerpo de Inka estaba de pie frente al acantilado, miraba que a lo lejos rumbo al pueblo, había un horrible espectáculo de luces rojas y relámpagos purpúreos en el cielo. No había nubes ni truenos, todo era silencioso salvo las violentas ráfagas de viento que golpeaban los árboles y agitaban las ramas. El largo y trenzado cabello de Inka bailaba al ritmo del ventarrón, su mirada tanto preocupada como fascinada de pronto se volvió a sus compañeros.

¿Ven eso? Debe ser una manera horrible de morir.

~Katzenberg.

~ por Katzenberg en septiembre 23, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: