Aquellos días extraños: Lluvias insólitas

   De acuerdo a las leyes naturales conocidas hasta el día de hoy, las ranas, peces ratones y moluscos son incapaces de volar. Sin embargo, todos han caído del cielo sin inguna razón evidente y sin que se peuda dar alguna explicación.

   En Sutton Park, Birmingham, Inglaterra, el mes de Junio de 1954, la gente que se hallaba en una calle muy concurrida se quedó perpleja cuando se produjo un diluvio de diminutas ranas de color pálido. Las ranas reobtaban sobre los paraguas y sombreros, caían dentro de las bolsas de compra y saltaban tan exageradamente por la calzada que las mujeres chillaban y se precipitaban dentro de los almacenes para escapar de ellas. Cuando paró el chaparrón tan repentinamente como había empezado, cientos de pequeñas criaturas habían sido aplastadas y muertas, otras se habían alejado slatando hacia cloacas, callejones y jardines. Ninguna explicación fue dada a tan extraño fenomeno.

   Pero esa lluvia no fua nada si se la compara con lo que ocurrió siglos atrás en Cerdaña. Según los antiguos libros egipcios almacenados en la biblioteca de Alejandría, cayó sobre una isla una lluvia de ranas que duró tres días. Las ranas atascaban los caminos y estanques, obstruían puertas y entraban a rudales a las casas. La gente no pudo hacer nada para detener tal invasión. Un escriba griego relata: “Todos los buques se llenaron de ranas. Se encotnraban hervidas o asadas con cualquier cosa que los sardos procuraran comer. La gente no podía utilizar el agua por que estaba toda llena de ranas y no podían poner sus pies sobre el suelo por la cantidad de ranas que había en él. LAs que murieron dejaron tal olor que hizo que la gente se marchara del país.”

   En Marzo de 1876, en ele stado norteamericano de Kentuchy, llovieron de un cielo claro y azul copos de carne de más de siete centimetros cuadrados. un estupefacto campsinó se atrevió a comer afirmando temerariamente que se trataba de carne de cordero. En Mayo de 1890, un chaparron de brillante lluvia roja empapó Messignadi, en Calabria, al sur de Italia. La Sociedad Meteorológica Italiana indicó que se trataba de sangre de pajaros.

   En Febrero de 1859, en Aberdare, Gales del Sur, cayeron como un tupido aguacero, peces de más de doce centimetros de longitud los cuales cubrieron los tejaados de las casas. Los niños los sacaban con palas de las calles. Algunos ejemplares enviados al Museo Británico fueron identificados como pecesillos de agua dulce y luego lso expusieron en el zoológico de Regent’s Park en Londres.

   Tal vez una de las lluvias más insólitas y bizarras que ha habido en la historia dio lugar en 1881 en Inglaterra. En Whitehall, Worcester cayó una temible tormenta eléctrica que devastándolo todo i ncluso llego a matar a un burro que tiraba de unc arro, las peidras de granizo arrancaron hojas de lso árboles y hecharon a tierra todos los cultivos. En Cromer Lane, el jardinero John Greenhall corrió para refugiarse en un cobertizo y observó, asombrado como la granziada se transformaba tepentimanente en un diluvio de moluscos que hacían jirones las hojas de sus plantas y rebotaban sobre el suelo. Los moluscos cubrieron algunas partes del mismo con un espesor de varios centimetros. Cuando la tormenta cesó, los habitantes acudieron a al zona y recogieron moluscos durante horas. Un hombre llenó dos cubetas, otro recogió una enorme concha que estaba ocupada por un cangrejo ermitaño.

   En 1578, cayeron infinidad de roedores amarillos del cielo en Bergen, Noruega. Miles cayeron al mar y fueron nadando a la orilla como si se tratar de una marea. Una leyenda noruega sostiene que tales lluvias son un medio de la naturaleza de reemplazar los lemmings perdidos durante los suicidios masivos cuando se precipitan al océano desde los acantilados.

   Finalmente una de las explicaciones más certeras (aunque no del todo comprobadas) es que estos animales han sido succionados  hacia el cielo por torbellinos y trombas marinas de alguna otra paret de la superficie terrestre, y que el viento las ha lelvado a depositarlas inesperadamente en el lugar menos esperado. Sin embargo una de las lagunas más grandes de esta teoría es la insólita lluvia de sangre o de carne, más aparte queda preguntar ¿Por qué las ranas no van acompañadas de indicios de su medio ambiente, tales como plantas acuaticas, lodo o renacuajos? Por que extrañamente el viento succiona solamente ranas de un lugar donde peuden habitar animales más. Lo más increíble es que solamente son miembros de una sola especie, asi sean pececillos, ratones o ranas pocas veces han sido reportadas lluvias variadas de distintos animales. Lo demás queda, por supuesto, sumergido en el misterio.

   ~*~

   Hasta el momento se han recopilado miles de reportes de lluvias extrañas en todo el mundo, no solo de animales sino incluso rocas! A continuación expondré algunas paginas lo suficientemente extensas como para enriquecer el tema para poder tener un panorama más amplio sobre este insólito tema.

  • La primera pagina que además tiene una de las explciaciones más creíbles es por supuesto Wikipedia, dejo el enlace aquí.
  • La segunda pagina es de origen argentino, se llama Enigmas, el enlace esta aquí.
  • Finalmente, una de mis paginas favoritas es Dimension X, el enlace está aquí. Como añadimiento personal recomiendo observar esta pagina ampliamanente.

~*~

Logo

inBleak

~ por Katzenberg en mayo 29, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: