Introducción: Rictus Permanente

   Mírenos aquí, subyugados por el martillo de la incomodidad, preparándonos para la sonrisa involuntaria, miserablemente eterna y dolorosa.  ¿Acaso el filo de las desgracias no resulta ser lo suficientemente atractivo? Hemos de vivir cargando la mirada a 180° simplemente por orden del morbo. Mirar al enfermo al cruzar la calle, ver el video del suicida, la necesidad de ver cosas increibles y aterradoras, tan seductoramente prohibidas provocando así la exhaltación de la incógnita. Aquí, bajo la eterna sonrisa dolorosa se experimentará la revolución de la estética ¿Quién dijo que la perfección debe seguir los canones dichos por alguien llamado sociedad? Pero… ¿Que es la “belleza”? ¿Que es la perfección? ¿Que es el Rictus Permanente?

   Aquí se experimentará la composición perturbada, la reunión más grande de los hechos insólitos que han recorrido al mundo desde siempre, la fealdad, lo increíble, lo inverosimil, lo grotesco, lo macabro, lo extraño, todo convertido en el molde perfecto, hecho sonrisa forzada, tan barroco, tan qurúrgico, tan apasionante, tan revindicado, tan hermoso. Prepárense para experimentar una contracción involuntaria de los labios, la sonrisa dolorosa, el martillo de la incomodidad, la máscara eterna… el Rictus Permanente.

“Háblame, yo soy la bestia”

Logo

inBleak

~ por Katzenberg en mayo 17, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: